Aviso por correo

domingo, 13 de noviembre de 2011

Tengo miedo de realizar mi sueño y después no tener ya motivos para continuar vivo. ..


Pienso que AFORTUNADAMENTE, los seres humanos no solo perseguimos UN sueño a lo largo de nuestra vida, los sueños van renovandose, no caducan, simplemente evolucionan, van ocupando unos el lugar que otros que ya se han cumplido...o no...

Entiendo los sueños como metas. Cuando eres más joven, son más inalcanzables y encajan casi a la perfección con la definición que da sobre "SUEÑO" el diccionario de la Real académia de la Lengua:
"Cosa que carece de realidad o fundamento, y, en especial, proyecto, deseo, esperanza sin probabilidad de realizarse."


Pero a medida que vas experimentando realidades aplastantes en tu vida, los sueños, van cogiendo fundamento, tienen los "pies más en la tierra" y más posibilidades de convertirse en realidad, y aunque no queda tan poético, pienso que los sueños se transforman con la edad en METAS.

Puedes tener muchos sueños, que se van cumpliendo o no, pero si se te presenta un sueño delante de tus narices, no debes tener miedo en realizarlo, dentro del marco del respeto por los que te rodean (a veces los sueños, se llevan por delante tu realidad, asi que...cuidado antes de lanzarte sin paracaidas.)

Tras cumplir un sueño, creo , que no queda un vacío sino un "hueco libre" que rápidamente podrás llenar con otro sueño (un nuevo viaje, un nuevo amor...) y JAMAS debes temer el PEDIR MÁS, la realización del siguiente sueño será igual o más delicioso que el sueño cumplido. Todo depende de LA ACTITUD y la ILUSIÓN, por vivir esa realidad mágica que se te vuelve a presentar en la vida una y otra vez.

Si un par de sueños se han diluido, llena su "hueco" cuanto antes de sueños nuevos, no te des por vencido.

Los sueños nunca se acaban si le echas ilusión a la vida y ganas.

¡Atentos!, los sueños pueden materializarse en cualquier momento, solo hay que darles un empujoncito...

No hay comentarios:

Publicar un comentario