Aviso por correo

lunes, 10 de septiembre de 2012

Mi abuelo

No se si alguna vez he contado que mi abuelo era poeta, y sabio...
Un hombre muy sensible, bueno, de risa fácil; un hombre enamorado.

Nació en 1898 y nacer en el año de "la Generación" hizo que fuera bendecido con un espíritu soñador, capaz de seducir por medio de sus palabras, sus cuéntos, los poemas que no dejaban de multiplicarse en su cabeza...

Hoy me acuerdo de él, por algo tan sencillo cómo -un diccionario.-
Yo llegaba del colegio y veía a mi abuelo, leyendo un diccionario. ¡No lo entendía! ¿Dónde estaba la trama? ¿dónde encontraba el él, inspiración para sus sonetos?, Yo le preguntaba y él...¡se reía!
-Algún día lo entenderás...- me decía

Y a lo mejor ese día ha llegado hoy, cuándo accidentalemnte, un diccionario, ha caído al suelo y se ha abierto por una página dónde he encontrado:

-Pareja, paréntesis, parihuela, paripé, parisino, parné, parpadear...

Palabras, cargadas de significado, de sentimientos, con una sonoridad, ¡EXTRAORDINARIA! Palabras que si van solas, tienen peso, palabras que si se emparejan, tienen POESÍA, tienen TRAMA...

Mi abuelo, coleccionaba palabras, las juntaba y salía un tesoro...


jueves, 6 de septiembre de 2012

Los días pasan, los años...también.

... Mucho tiempo sin pasarme por aquí.

No he escrito nada este verano (salvo algún correo electrónico, y cientos de Whatssap...) y un curso más, me siento ante el "espacio en blanco" y pienso:

¡NO VOY A SER CAPAZ DE ESCRIBIR NI UNA LETRA!

Pero aquí estoy de nuevo, jugándome el tipo y "la reputación" (núnca ha sido nada del otro mundo, así que tampoco pasa nada si la pierdo...)

De nuevo acudo a este blog, como rincón de la reflexión y de alguna manera, el sitio dónde expresarme con total libertad, dónde acudiré un año más  y dónde se me permite "VIVIR SOÑANDO"

Ha sido un verano intenso, repleto de fantásticos paisajes, entrañables encuentros y libros,
¡¡¡MUCHOS LIBROS!!! y de muy diferente "pelaje".





¡Este libro, 
Este LIBRO lo leo CADA VERANO!              




















He caído en los "bestseller" veraniegos que me han hecho las tardes "ligeras" frente al mar y la piscina, también he leido algún clásico, y muy poco el periódico... (cada día me disgusta más mi oficio...)

Veo septiembre -en cuesta-, tengo que alejarme de mis amores, mis amigos y enfrentar el curso con paso firme (no tengo ganas...)
Tengo que re-encontrar mi motivación para escribir otra vez, tengo que calzarme la rutina, sacar la ropa de abrigo y acostumbrarme a pocas horas de luz.

...Los días pasan, los años...también.
¡Vamos adelante!