Aviso por correo

sábado, 12 de noviembre de 2011

Selectividaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaad !!!

Todavía siento "maripositas" en el estómago...  

Recuerdo mi examen de selectividad como si fuese ayer...
He hecho muchos exámenes en mi vida pero éste es una especie de "trauma juvenil" y cuando llega el mes de junio... ¡¡¡ ay madre mía!!! la solidaridad con los estudiantes... corre por mis venas...

Mis materias "fuertes" eran Filosofía, conferencia y comentario de texto, y mi "talón de Aquiles", latín...

Recuerdo que el primer examen, fue un comentario de texto de Ortega y Gasset.
En 15 minutos, estaba acabado...
Pero no quería entregarlo la primera, así que me dediqué a mirar a las musarañas después de repasarlo un par de veces.

Nadie se levantaba.
Mis compañeros se afanaban en escribir y escribir, yo lo re-leía de nuevo y no se me ocurría que mas "paja" meterle...

-Venga, va, lo entrego- (esperaba que el tribunal no lo corrigiera delante de mí, porque fijo, me daba un vahído...)

Con paso firme y sin despeinarme, empecé a bajar las escaleras del aula magna de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, (por mi apellido estaba en una de la gradas más altas), me sentía como Norma Duval, bajando la escalinata del "Follie Bergere".

Mis compañeros levantaron la cabeza cuando oyeron el crujido de la madera bajo mis pasos... y ante sus ojos atónitos (por mi rapidez...) me caí por las escaleras, provocando el sobresalto de todos los asistentes y la iluminación de mi cara en una gama de tonos que fueron del rojo al púrpura... acompañada de una ENORME SONRISA, para ocultar la vergüenza y el dolor del tobillo derecho...

La mesa del tribunal, fue mi freno. Me levanté con la mayor dignidad que pude...

La presidenta del tribunal, tomó mi examen arrugado (fue a lo único que pude aferrarme en "la bajada vertiginosa"...) -lo plancho- como buenamente pudo ... y me guiñó un ojo.

El comentario, me salió bien...pero no tanto como para el 10 que me pusieron... ¿Compasión? no lo sé... pero me vino de muerte para compensar con el "5 pelao" que saqué en latín...

Así empezó la selectividad pero acabó bien, y pude matricularme en Ciencias de la Información, que fue la carrera que puse en primer lugar y que no me gustaba en absoluto... solo lo hice para llevar la contraria a mi madre...lo que es la vida y la rebeldía a los 17...

Y ya no cuento más batallitas... solo quiero desear a todos los "reos de la selectividad " que os vaya bien, y que no tengáis miedo... Delante de vosotros hay un camino cuanto menos INTERESANTE y que poco a poco os conducirá al resto de vuestra vida... Ese sí que es un "EXAMEN" que deberemos "torear" cada uno lo mejor que podamos...

SUERTE...

No hay comentarios:

Publicar un comentario