Aviso por correo

sábado, 12 de noviembre de 2011

La Herencia...

Recuerdo cuando jugaba al Monopoly y en una de las tarjetas de "sorpresa", decía algo así:  

-"Has ganado 2.000 pesetas de una herencia de una tía de América..." 
Quién me iba a decir... que esto sería una premonición...
 Un telegrama me informaba que una tía a la que solo había visto una vez en la vida, me había dejado un pequeño apartamento en la playa.

Con más dudas que otra cosa, tomé el tren el primer día libre que tuve y después de pasar por la notaria de Don CARLOS ALFONSO RIVES GRACIA a firmar una montaña de papeles, me dio un manojo de llaves y la dirección de mi nueva casa...

Era una casa pequeña, cuadrada con dos dormitorios, salón, un baño con bidet y una cocina microscópica. La terraza tenía mobiliario de hierro oxidado y telas descoloridas por el sol del levante. Pero la vista era increíble: El mar Mediterráneo y una arena fina y dorada... pero mi "cuenta corriente "no me permitiría meterme en obras...por ahora...

Cuando salía de mi casa ruinosa con -preciosas vistas-, una señora de edad indefinida me preguntó:

-¿Como está "la" Paquita? Hace años que no viene por aquí...
-Pues desafortunadamente, acaba de fallecer (e intenté poner cara de circunstancias...)
-Cuanto lo siento, hija, ¿vas a venir a vivir aquí?
- No, que va, vivo en Madrid, no sé muy bien todavía que haré con la casa...
-Tengo un nieto que tiene una empresa de reformas, hoy viene a comer, si quieres, ven a casa tú también y habláis.
-( jolines con la abuela negocianta...) Bueno...gracias, pero no tengo intención por ahora de reformarla, quizás la venda, no se...
-Así sin arreglar, no te van a dar mucho, adecéntala un poquito y algo mas sacarás...
-Tengo que hacer algunas gestiones ahora, buscarme un hotel y...
-Pues no se hable más, ven a las 2, y comes con nosotros.
-Bueno, gracias, pero no quiero molestarles...
-Que no, que no, que no es molestia, "la" Paquita y yo, éramos muy amigas, es lo menos que puedo hacer...

¡Que marrón! No me hacía nada comer en casa de unos desconocidos y menos con un obrero loco por sacarme la pasta (que no tenía...)
A las dos en punto llamé a la puerta de la señora amiga de "la Paquita" y de la cual ignoraba hasta su nombre...
Me abrío la puerta un "adonis" vestido con un mono blanco y churretones de pintura de color albero en su "cara bonita" y en sus manos...
*****

- Hola, soy Bernardo, el nieto de Ángela.
- Hola, me llamo Mar, la sobrina de Paquita.
- Lo siento, me ha dicho mi abuela que tu tía acaba de fallecer
- Si hace unos días.

Bernardo, tenía un acento encantador...

- Pasa, por favor. 
 
La casa era exactamente igual que la de "la Paquita", igual en ubicación y en metros cuadrados, pero nada más... parecía sacada de una revista de decoración...

-¡Qué casa tan preciosa!
- ¿Te gusta?, La ha diseñado y reformado Bernardo, -dijo mi anfitriona-.
-Bueno, pues con esta carta de presentación, quien puede resistirse a una reforma tuya...
-No es para tanto, es algo muy sencillo...
-¿Sencillo...?
-En dos semanas pongo tu casa patas arriba..., si me dejas claro...
-Yo te dejo, pero ¿Te puedo pagar en 10 años..?
-Cuestión de ponernos de acuerdo, y nada más...

La comida fue estupenda y la sobremesa encantadora, me hablaron de Paquita, de la playa... intercambiamos números de telefono y nos despedimos.

A las 9 de la noche, un SMS llegó a mi movil:

-"Te espero a las 10, en "La Bámbola" Paseig de Neptú 34, Tengo una propuesta para ti... Bernardo."

¿Que quería de mi? Según comentaba a mediodia, trabajo, no le faltaba y supongo que con quien cenar, tampoco, porque era muy atractivo...

Fui a mi hotel, me di una ducha rápida. Me calzé unos vaqueros rotisimos y una camiseta blanca. A las 10 en punto estaba en La Bámbola y mi guapo albañil llevaba unos vaqueros mas rotos que los mios , un Lacoste y unos Camper... -"arreglao pero informal..."-

-¡Hola Mar! ¿Pero que has hecho? Te has merendado el sol esta tarde... que guapa!
-Gracias, si, la verdad es que enseguida se me pega...sin contar que me he dormido en la playa un par de horas...

La cena fue muy divertida y su propuesta no era precisamente de reforma...

-¿Que te parece si mañana sábado nos vamos a Ibiza a comer? Si estamos en Denia a las 12, a las 2 estamos comiendo en el chiringuito de la playa de mi hermano.

Sin pensarlo ni medio segundo acepté.
Me acompañó al hotel y nos tomamos la última en la terraza, frente al mar y quedamos en el mismo sitio al día siguiente para desayunar y salir hacia Ibiza...

*****
A las 9 en punto de la mañana, Bernardo estaba en la terraza del hotel, me saludo con la mano y me beso en la mejilla.

-Buenos días, Mar. ¿Dispuesta a navegar?
-He traido un par de bikinis, "los manguitos" por si naufragamos y el protector solar, ¿necesito algo más?
-Mujer prevenida, vale por dos...nunca se sabe...

Al llegar a Denia, fuimos al puerto. Pensaba que subiríamos su todo terreno al Ferry que lleva a Ibiza, pero aparcamos en un lugar reservado para propietarios y nos dirigimos a un Barco precioso de 12 metros de Eslora (las reformas, dan para mas de lo que pensaba...)

Atracamos en el Puerto de Santa Eulalia , justo a la hora de comer. El Trayecto fué increible, el mar estaba en calma y mas azúl que nunca. Pensé en algunos momentos que todo estaba siendo un sueño, la herencia, Bernardo, el barco...

Pasamos un día encantador, Jacobo, el hermano de Bernardo, nos acompañó todo el día y visitamos los lugares más bonitos de la isla y las calitas mas paradisiacas de Ibiza. Acabamos ¡como no!, en Pachá y Bernardo me propuso pasar la noche en el barco y volver el domingo por la mañana. Acepté. No me seducía navegar de noche...

Volvimos al Barco y Bernardo fue muy "correcto" ofreciéndome ocupar uno de los dos camarotes mientras él usaba el contiguo. Sobre las 4 de la mañana me despertó la lluvia que caía con fuerza, me acerqué a la cubierta y vi a Bernardo amarrando el Barco con un grueso cabo al muelle.

Bajé a la cocina y preparé un par de chocolates calientes, Bernardo apareció como si se hubiese caído por la borda, estaba empapado y ver esa imagen de hombre fuerte e indefenso a la vez, me produjo una ternura muy especial, me acerqué a él, le quité la camiseta y le abracé. Buscó mis labios y me besó, dulcemente sin prisa. Las gotas de su pelo caían sobre mi, produciendome mil sensaciones y un escalofrío de placer me recorrió la espalda. Cuando empezó a amanecer estabamos descubriéndonos uno al otro, despacio, sin prisa.

A las 9 de la mañana, salimos hacia Denia. Yo no quería pensar que iba a ocurrir mañana, la vida se me había precipitado y se había dado la vuelta en dos días.

El trayecto en coche hasta la playa, lo pasamos en silencio, escuchando musica de Haydn, Las sinfonias 45, 48 y el tercer movimiento de la 1 94.

NÚNCA, núnca me había pasado algo así...
****

Los viajes a la playa, se sucedían con asiduidad y las visitas de Bernardo a Madrid también. La reforma de la casa iba "viento en popa"
En los sueños, los que te hacen "la reforma de la casa de la playa", no te dan disgustos, siempre cumplen... no te cobran la obra, son guapos, tienen un barco y un todo terreno, no hay que limpiar polvo ni bajar escombros.Cuando llegas a las dos semanas, está amueblada y tiene jaccuzzi en la terraza, además, el jefe de los obreros besa de maravilla...y es tu novio... así que por eso he decidido VIVIR SOÑANDO...

Los que habéis hecho alguna obra alguna vez en vuestra vida, sabréis que ESTE , es mi sueño MAS DESCABELLADO...No necesita un final mas espectacular que este: La obra acaba felizmente, en dos semanas y muy barata, ademas con chico guapo y bueno incluido...

No hay comentarios:

Publicar un comentario