Aviso por correo

lunes, 4 de julio de 2011

Los sueños...pueden ser también...pesadillas

El familiar sonido de un SMS, despertó a Lucia.

-"Lucy, stoy en Berlin. Ncsito pnsar, dcidir hacia dnd vmos. No t
preocups."

¿Que no me preocupe? ¿Berlín? pero ¿Qué está pasando...? Se supone que
estaba en Bilbao, trabajando y que el viernes volvía a casa, como siempre...

A Lucía, se le vino el mundo encima... Llevaban, 7 años juntos y su vida era
aparentemente feliz. Se acababan de cambiar de piso, a uno mas grande, con
una habitación más... quizas, para un niño...

Salió de la cama y deambulo por la casa como un zombi y lloró, lloró, como
nunca antes lo habia hecho.

No sabía donde ir, ni que hacer...¿Qué iba a ser de ella ahora? Carlos, siempre
habia sido su guia, el motor de su vida, desde que se conocieron. Él siempre la
trató como una niña, la cuidó , acompañó, consoló, alimentó...ella a su lado se
sintió siempre a salvo, segura de que nada le arrebataría a su amor...

Pero ¿que hacia en Berlin? Conectó el Pc, buscando respuestas, e intentó
acceder al correo electrónico de Carlos.

Después de varios intentos por averiguar la contraseña y a punto de rendirse
introdujo : carlosylucy.forever, y la bandeja de entrada, se abrió ante sus ojos...

¿Quién era Inka? Había mas de 200 correos de una tal Inka Sörensen.
Lucia abrió el último mensaje recibido:

-Cariño, por fin podremos estar juntos, ¿te imaginas? 24 horas al día !!! No te
arrepentiras de esta decisión, te lo prometo, voy a hacerte muy, muy feliz...
Inkaycarlos.forever...

El corazón de Lucia, saltó en mil pedazos mientras intentaba recomponer un
puzle con imagenes contradictorias y dolorosas. No se atrevió a leer más, no lo
necesitaba, no podía soportarlo...

Quería acabar con todo esto. No podía aguantar tanto dolor. Pensaba con
dificultad, pero era consciente que no quería vivir sin Carlos.

Pero, ¿como hacerle pagar el resto de su vida por tanto mal? Una idea
atravesó su cerebro:

Tomó el movil y escribió:

Carlos, cariño: me has matado. No quiero luchar. No puedo entrar en
batalla contra ti, te quiero demasiado y no lo soportaría, soy debil y
dependo de ti, ya lo sabes. ADIOS PARA SIEMPRE.

Entró en la bañera por última vez, y con un simple corte de Gillette, se dejó
morir poco a poco...
"OFELIA" de Millais

No hay comentarios:

Publicar un comentario