Aviso por correo

miércoles, 7 de octubre de 2015

No es lo mismo...



La cesta de flores en el primer escalón del portal, no permitía que pasase desapercibida de ninguna manera.

Manuela, no dudo ni por un segundo que la cesta era para ella. La cogió y se dirigió al ascensor mientras buscaba la tarjeta pero estaba segura que era de Andrés. Llevaban un par de citas y este era el detalle definitivo que él quería algo más...

Abrió la puerta de su casa y dejó la preciosa cesta sobre la mesa de la cocina, y encontró lo que buscaba:

La cara de sorpresa de Manuela fue indescriptible... se quedó ¡atónita! pero... -¿esto qué es? no tiene ninguna gracia... ¡si éste se piensa que esta es forma de conquistar a una chica! además para mas inri;  ¡no tengo ni gas!

Mientras el estado de indignación de Manuela crecía por segundos, sonó el timbre de su piso. Aún con la tarjeta en la mano y dándole vueltas a la cabeza, abrió la puerta.

-Buenas tardes Manuela, no se si te has enterado que la Sra Mercedes , del 3º B, ha fallecido. La comunidad de vecinos, hemos encargado una cesta de flores para su hija, la pobre está destrozada! ha sido tan de improviso!, pero ya sabes... ¡estas cosas no avisan! cada uno tiene su día y a la pobre Mercedes le ha llegado... No se si quieres contribuir, tocamos a 5 euros...

Mientras la vecina hablaba, Manuela empezó a juntar las piezas del puzzle...

-Claro, claro, ¡cómo no!, voy a buscar el dinero y te lo doy ahora mismo... imagino que le habréis puesto una notita de condolencias...

-Si si, yo misma llamé a la floristería del barrio, la de la plaza, la de Doña Pepa -la sorda- y le pedí que pusiera:

Mercedes, descansa en paz...

No hay comentarios:

Publicar un comentario