Aviso por correo

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Carta de amor V (ella)

"El muerto, al hoyo y el vivo... al bollo"
Refrán.
Mi querido amor:
No voy a negarte que ha sido una sorpresa tu interés por Álvaro.

Cuando acepté la oportunidad de entrar en el cuerpo de Laura, no tenía ni idea de lo que me esperaba... Naturalmente mi intención era conquistarte de nuevo y pensé que estando tan cerca de ti y propiciando un par de encuentros, rapidamente lo conseguiría ya que tenía en mi mano todos los triunfos; una belleza física excepcional y muchos conocimientos sobre ti que me ayudarían, sin duda,  a atraparte de nuevo...

Lo más dificil de esta experiencia ha sido el convivir con Álvaro. Está muy claro que Laura y él, tenían un acuerdo, ya que pasaba mucho de ella. Mantenian una especie de  -"comensalismo"- : Ella, (osea, yo) se promocionaba por los contactos que él le proporcionaba entre actores, productores y directores de cine, y él se "jactaba" en público de llevar a una "hembra digna de museo" a su lado, y ya sabes que yo con estas cosas, no puedo.

Pero el "¿destino?" y vuestras hormonas, se han encargado de mandar todos mis planes al traste y sabes que me fastidia sobremanera no salirme SIEMPRE con la mia... así que no he tenido más remedio que acudir a un especialista para que cortara el cable de frenos de vuestras motos... y arruinara vuestro  "romantico finde en Jerez"

La tortilla se ha dado la vuelta, y ahora , Álvaro y tú, habéis pasado a ¿"mejor vida"? no lo sé, la verdad es que tampoco se está tan mal en la eternidad, lo malo es que para mi gusto, es excesivamente larga...

Tal vez os den la oprtunidad que me dieron a mi de entrar en otro cuerpo, justo en el momento de la muerte de otro, aunque me imagino que si estáis "tan enamorados", querréis estar juntos "toda la eternidad"...

Por si acaso, nos re-encontramos, espero que nuestro trato sea cordial, y que no me guardéis rencor; solo he querido que tuviérais todo el tiempo del mundo, bueno... de la eternidad, para conoceros, sin interrupciones...

Ahora que "habito" un cuerpo "10", y un caracter del "20" han desaparecido mis celos e inseguridades. Tengo una carrera cinematográfica de  gran proyección y los directores más famosos, -se matan- por tenerme de protagonista en sus películas. ¡Imagínate!, un "bombón" como yo, viuda y marcada por la "tragedia"... Soy morbosamente deseable...
Pásalo bien mi amor... palabrita, que yo lo haré...

2 comentarios:

  1. Toda una sorpresa, o sea, que si no he entendido mal, el mensaje es que hasta los muertos son capaces de interferir en la vida de los vivos. Bien.

    En cualquier caso, que ya puedes poner todo el entrecomillado e interrogante que quieras que el DESTINO está ahí y se le espera.

    Un saludo.

    PD. Lo de cortar los cables de frenos es una putada en toda regla, eh!

    ResponderEliminar
  2. No me creo ni lo de los muertos ni lo del destino.

    Con riesgo a ser pesada, me reitero: Para "discutir" sobre ello, tendrá que haber café por medio o copa´S.

    ResponderEliminar